Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

30 de septiembre de 2011

Inspírate para el día de la #FE

El 8 de Octubre está cerca y ya son muchos los que han comentado que van a participar en el siguiente enlace:

Participo en el día de la FE el 8 de Octubre

Si te apetece que ese día te visite, deja un comentario para saber que lo vas a hacer y allí estaré con mi visita para conocer lo que dices sobre la FE, tema especial para un día especial en la blogosfera.

Así que hoy te dejo un vídeo para inspírate en el día de la FE y así tu imaginación vuele aún mucho más alto y dejes un gran aporte el día 8 de Octubre del 2.011.


Les aconsejo visualizar el vídeo a pantalla completa y disfrutar de las imágenes que seguro alientan su inspiración para participar el 8 de Octubre con todos nosotros en una iniciativa sin igual en el mundo de la blogosfera.

Han dejado ya su comentario en la iniciativa con la intención de participar los siguientes amigos que ya están preparando sus aportes para el día 8 en que muchos hablaremos de la FE.


  1. Gasolinero
  2. Ángel Cabrera
  3. Majecarmu
  4. Adrián J.Messina
  5. Kiko
  6. Roscanaria
  7. JM.Gonzalo
  8. Carlos Soler
  9. Marcela
  10. Mmadrigal
  11. Katy
  12. Costampla
  13. María
  14. Balovega
  15. Marita
  16. TR
  17. Arena
  18. Xibeliuss
  19. Soledad Benítez
  20. Jon Kepa
  21. MariluzGH
  22. Gladys
  23. Anna Jorba Ricart
  24. José Ramón
  25. Martha Sialer
  26. Chema García
  27. Solo de Interés
  28. Patri
  29. AKE
  30. Luzsolyluna
  31. María Eugenia
  32. Fiaris
  33. ISA
  34. Común
  35. Chema Barragán
  36. Logio
  37. Patricia O (Patokata)
  38. Deybi
  39. Parapecas
  40. Toni
  41. Ester
  42. Poemas Senovilla
  43. Parapeques
  44. Orlan Silva
  45. laMar
  46. Emancipadosdementes
  47. Prudencio Hernández Jr
  48. Antonio Thubten Sherab
  49. Amio Cajander
  50. Jordi
  51. Rodericus
  52. Oscar Velázquez
  53. Tom
  54. Mariano
  55. Javier
  56. Marilyn Recio
  57. Josefina
  58. Abedul
  59. Antonio Thubten Sherab
  60. Sor Cecilia
  61. JonKepa
  62. Denis Dlizarbe Rázuri
  63. Cris Ham
  64. Javier Sanz
  65. Mjbo
  66. Jenjibre
  67. Manolo
  68. Doejon
  69. ElblogdeLuna
  70. Xurxo
Se que faltan muchos más que están apuntados en el Blog de Ángel, María y Chema Barragán, de momento estoy anotando a los que se molestaron en dejar un comentario, es la única formula de poder llegar a todos, así los voy ordenando como el año pasado y no perderme sus entradas.

Si vas a participar y quieres aparecer en la lista (es voluntario) puedes dejar un comentario aquí o en la entrada de la iniciativa en la que proponemos hablar sobre la FE.

29 de septiembre de 2011

Bruja más que Bruja

Seguro que más de uno de ustedes se ha preguntado por qué la imagen que tenemos de las brujas es que vuelan en una escoba.

Curioso verdad, es mencionar Bruja y nos aparece en la mente esta imagen, pero desconocemos su origen y hoy voy a intentar desvelarlo con mucho humor y mitos populares.

Resulta que en esos tiempos tan lejanos en que la medicina tenía su farmacia en los bosques y la curación era un privilegio que sólo podían realizar los conocedores de todo un mundo de plantas llenas de soluciones para casi todo, la mujer era protagonista y en las aldeas o pequeños pueblos siempre había una bruja que dominaba este arte heredado.

Eran sanadoras y curanderas, pues poseían los secretos de esas dosis exactas en las que el veneno de una planta no mata y sí cura, pero además ponían remedios a los males de las supersticiones, arreglaban amores y eran capaces de hacer los temidos males de ojo, eran hechiceras, pero al final nos quedamos con el apelativo de Brujas por aquello de la Inquisición y las brutalidades que realizó  con esas mujeres.



Pero aunque ciertamente las imaginamos en su cueva o chamizo con un buen caldero preparando alguna pócima de receta secreta para curar algún mal real o imaginario, siempre aparece esa escoba y esa bruja sujetándola con las piernas como si volase.

Y es que para algunos males "llamemos enfermedades sexuales" era necesario darse unos ungüentos en esas partes tan intimas de la mujer y nada como acudir aprovechando la nocturnidad a un bosque para con lo más a mano que se tenía,"la escoba", practicar el unte en salva sea la parte.

Así que esta practica debía ser muy habitual y claro de vez en cuando con algún testigo presencial por la casualidad, imaginamos que en noches de Luna llena, observaba a lo lejos a aquella bruja dándole que te pego a la escoba entre sus piernas y con el miedo que se las tenía, pensaría que en cualquier momento saldría volando encima de ella.

También usando el humor, podemos imaginar a esa bruja usando sus propios remedios medicinales en sus partes intimas y al campesino aterrado decir: Bruja más que Bruja.

Sea como fuese, resulta que hoy la imagen de la bruja volando con la luna de fondo es algo habitual en cualquiera de nosotros y tenemos que usar la imaginación y el humor para adivinar porque nos llega así esa percepción cuando todos sabemos que las brujas no vuelan ¿O sí? vaya usted a saber.





Corazón de Campeador

Recuerdo que en segundo de BUP me quedó para septiembre la dichosa materia de la Historia, no sé que es lo que me ocurría, pero las fechas y los datos se me atragantaban pues no acababa de ponerlos en un contexto correcto.

Aquel verano tuve la inmensa fortuna de coincidir con un Catedrático de Historia que curiosamente había sido mi mejor profesor en la EGB, pues nos contaba las batallas y los acontecimientos como si de una película se tratase, sin tocar el libro, éste sólo debía usarse para memorizar las fechas y los nombres.

Una gran conversación que nunca olvidaré y que me sirvió para aprobar en septiembre la asignatura, al calor de unos refrescos en un bar, me contó el gran secreto para entender la historia, que no es otro que conocer primero al hombre y así entender al personaje, recuerdo que Felipe II se me atragantaba por la cantidad de datos que había que memorizar.

Seguí su consejo y me aficioné a la lectura de todo aquello que hablaba casi más sobre la vida que sobre las batallas y sus datos en los personajes históricos, y lo cierto es que no me fue nada mal y esa pasión la retomé ya siendo "mayor" con el inefable Juan Antonio Cebrián.

El Monográfico sobre el Cid Campeador ha sido todo un reto, todo lo contado está en la Red y lo más costoso ha sido separar la leyenda de la realidad e intentar no caer mucho en las suposiciones de lo que realmente pasó, pues ahí la puerta queda abierta a nuestra imaginación ya que los datos que confirman como transcurre su vida son muy escasos y ciertamente cada apasionado de la historia les da su propia interpretación.

Estamos viviendo actualmente en una sociedad deprimida por las circunstancias de una crisis que nos ha llevado a tener unas cifras insoportables de paro y quizás leyendo la vida de este gran hombre sirva de ánimo para tener ese corazón de Campeador a la hora de sobrevivir a un mundo laboral ingrato e inaccesible para muchos.

También son momentos en los que existe un miedo interno en nuestra sociedad por esa posible invasión islámica que nos recuerda en parte momentos importantes de nuestra historia pasada y de como un hombre. el Cid, adelantado a su tiempo tuvo un sueño y lo intentó poner en práctica, aunque fracasó por las circunstancias y acontecimientos que ya les he contado en el monográfico.

Hoy el problema no radica en el tema de moros y cristianos, hoy nos debatimos en la lucha cultural y el respeto, sobre todo a la mujer, por ello antes de que los políticos europeos tomen medidas para paliar sus miedos al islamismo, deberían repasar bien la historia y buscar el acercamiento entre esta nueva sociedad que en la que se convive, todos en solidaridad, con una palabra que todos defendemos: Libertad

El personaje del Cid Campeador, don Rodrigo Díaz de Vivar me encanta y no por haber leído varias veces el Cantar del Mío Cid o haber visto la película muchas veces, la pasión llega por como afronta el honor, el desprecio, la desesperación, la fortuna, la victoria y sobre todos sus sueños, también me ilustra comprobar como estos héroes de la historia sufren, tienen miedos, son personas normales con sentimientos y se pueden derrumbar como cualquier mortal ante la adversidad.

Espero no haberles cansado mucho a los que llegaban a este rincón buscando otras cosas, este mes ha sido casi en exclusiva para el de Vivar, creo que se lo merecía y no me queda más que ser agradecido con los que me han felicitado por el Monográfico y lo han seguido apasionados a diario.

Así quedó para todos los lectores un Monográfico sobre la vida del Cid Campeador que podrán disfrutar cuando lo deseen en los siguientes enlaces:

  1. Campi Doctor el Campeador
  2. La Muerte de Ramiro I de Aragón
  3. Leyenda o Historia de un personaje Histórico
  4. El Aliento de un Vasallo
  5. La muerte de un amigo en mala posición y la Puerta de la Traición
  6. El Valor del Honor
  7. El Cid en Sevilla
  8. La Batalla de Cabra
  9. Ira Regia
  10. El Desterrado
  11. La batalla de Almenar
  12. Una traición, el desprecio y la Reconciliación
  13. El segundo destierro del Cid
  14. El Cid enojado con su Rey
  15. El de Vivar les mató de Hambre
  16. Tornafuye táctica mora, triunfo Cristiano
  17. Balansiya ibn Said
  18. Aniquilar al Cid Campeador
  19. El Cid envía a su hijo a la Batalla
  20. El llanto del Cid un luchador Derrotado
  21. La muerte del Cid Campeador
  22. Se forja la leyenda del Cid Campeador



28 de septiembre de 2011

Se forja la leyenda del Cid Campeador

Quiero dedicar este artículo de hoy a mi buen amigo Gonzalo, culpable de que me haya pasado todo el mes de septiembre realizando un Monográfico que ha llenado de satisfacción mis expectativas ante el reto de demostrar que "Mercenario" es una palabra excesiva para describir al Cid Campeador.

Dejábamos ayer al Cid enterrado en Valencia y a su viuda Doña Jimena como princesa de su reino y a sus hijas Cristina y María casada por alianzas cristianas.

Doña Jimena intentó que las tierras del levante se consagrasen como territorio cristiano, como un reino más de la Reconquista peninsular, pero claramente a pesar de que contaba con un gran y preparado ejército, sería una misión imposible, su difunto esposo era mucho más que un guerrero y la falta de estrategia y empuje de un buen líder será detonante, los almorávides están a punto de cambiar la historia.

Y es que Yusuf rápidamente recibió información sobre la muerte del Cid, su alegría era infinita, su mayor enemigo y el que más daño le había ocasionado hasta el momento, había dejado el mundo de los vivos, Alá estaba de su lado y a pesar de sus ya pasados 90 años, la fiesta que celebró fue de órdago.

Valencia estaba a su alcance y así hizo llamar a un primo llamado Mazdalí, para que con su ejército partiera a recuperar esa vieja taifa mora que tanto se le había resistido ante el inefable don Rodrigo Díaz de Vivar.

Era el año 1.101 y Doña Jimena lo intentó con los maridos de sus hijas, les solicitó ayuda para evitar lo imposible y ellos no se la pudieron prestar pues estaban continuamente enfrascados en luchas fraticidas como era costumbre entre los reinos cristianos durante la Reconquista.

Así que no le quedó más remedio que solicitar una alianza a Alfonso VI y recibir su ayuda, pero este no se podía permitir enviar un gran ejército pues tenía también muchos frentes abiertos y tras lo pasado en Consuegra, la defensa de Toledo era esencial para que no peligrase el Norte cristiano.

Doña Jimena lo intentó todo, sus hombres lo dieron todo, pero los africanos ya habían conquistado Játiva y Alcira y llegado el mes de agosto de este año 1.101 se dispusieron a sitiar Valencia, algo que era inusual para los almorávides pues los sitios no se les daba nada bien y preferían ganar las batallas en campo abierto.

Pero la ventaja con la que partieron los hombres de Yusuf era que los musulmanes del levante serían sumisos a los almorávides y se evitarían pagar tributo a Doña Jimena por lo que todo el reino del Cid se había reducido a la defensa de Valencia, ahora sitiada, sin agua y sin comida.

Alfonso VI ante las noticias de como estaba la situación en el levante, decidió acudir al rescate con un pequeño ejército y lo dirigió el mismo, quizás con la edad y en busca de olvidar remordimientos y con el dolor conocido de lo que es la perdida de un heredero, él, perdió a su hijo Sancho, partió hacia Valencia.

Doña Jimena intentó aguantar lo mejor posible el asedio de los africanos, pero a pesar de tener conocimiento que Alfonso VI se dirigía a la ciudad para ayudarles era muy consciente que el sueño de su marido el Cid Campeador estaba a punto de finalizar.

El ejército de Alfonso VI llega a Valencia y los almorávides que habían aguantado hasta el mes de Abril de 1.102 dejaban el asedio y retrocedían hasta Cullera, dejando allí una frontera entre moros y cristianos que duraría muy poco.

Doña Jimena y Alfonso VI dieron por perdida la defensa de Valencia y había que evacuar la ciudad, así que todos los moros que no querían sumirse a Yusuf partieron hacia la taifa de Zaragoza y los cristianos quemaron la ciudad después de exhumar el cuerpo del Cid Campeador.

Con todos lo honores que merecía un Rey, el cuerpo del Cid Campeador salía custodiado por la puerta de una Valencia que ardía quemando todo los sueños de uno de los héroes más desconocidos de nuestra historia pero de los que más leyendas se han creado.

Cuentan que los espías de Yusuf atemorizados por lo que estaban viendo corrían despavoridos, pero es una parte más de la Leyenda, simplemente la comitiva que acompañaba el cuerpo sin vida del Mío Cid, partió con los honores fúnebres de la época hacia Burgos, llegando a San Pedro de Cardeña dónde fue enterrado.

Hoy está el Cid descansando con su esposa Jimena en la Catedral de Burgos, junto a un cofre y las cartas de arras.

El día 5 de Mayo de 1.102 Valencia era tomada por Mazdalí y el sueño de Yusuf se había cumplido, ahora tenía más cerca la conquista de la taifa de Zaragoza y ponía en jaque a Alfonso VI, culminaba también su emirato, era hora de retirarse tras vencer y conquistar la taifa de Valencia, era hora de nombrar a Alí su heredero para que continuase la lucha, su mayor satisfacción fue haber conseguido destruir los sueños del Cid Campeador su enemigo número uno en estas tierras peninsulares.

A la muerte del Cid las leyendas sobre sus hazañas se iban multiplicando año tras año, en cada batalla su espíritu de Campeador acompañaría todo símbolo cristiano y poco después un Cantar, el Cantar del Mío Cid era cantado por trovadores en cada ciudad, en cada pueblo.

La leyenda no dejó de parar y seguro que cualquiera de ustedes que viva en tierras por las que pasó o conquistó el Cid sepan de historias increíbles, de hazañas imposibles, y por desgracia desconozcan realmente la verdadera historia de una vida apasionante, de un héroe de la Reconquista.

El septimo arte, con un actor que se salía nos dejó una imagen de leyenda del Cid Campeador, pero la historia real de este ser humano es aún mucho más emocionante que cualquiera de sus leyendas.

Aquí termina el monográfico del Cid Campeador y ya sin tiempo mañana haré el resumen final y les contaré porqué me encanta este personaje que gracias a mi cabezonería he sido capaz de conocer aún mucho mejor.



27 de septiembre de 2011

La Muerte del Cid Campeador

El dolor causado por la muerte de su hijo, dejó al Cid Campeador con el corazón roto y sin esperanzas para todos sus sueños, era consciente de que el levante pronto quedaría a merced de los africanos.

Así que nuestro Cid tomó la decisión sobre las nupcias de sus dos hijas, a Cristina la veremos casada con el infante Ramiro Sánchez de Pamplona que será un gran cruzado en Tierra Santa y a María con el conde de Barcelona Ramón Berenguer III.

Como ven amigos, aún le quedaban fuerzas para estrechar lazos con Aragón y Barcelona y así perpetuar sus conquistas de las que ya no tendrían a Diego como heredero.

¿Y por qué se olvidó de León? no lo sabemos con certeza, nunca olvidará el dolor de lo ocurrido en Consuegra y esa presunta traición, o quizá pensó que León no estaría a la altura de defender el levante con la cantidad de problemas que acontecían causados por los almorávides.

A estas alturas ni tan siquiera sacó fuerzas para cualquier tipo de venganza, la tradición dice que el Cid día a día tenía peor aspecto y que la muerte ya seguía a su sombra en esas largas cabalgadas que ahora hacía en la soledad más absoluta.

Se desprendió hasta de sus dos maravillosas espadas, Tizona y Colada, que entregó como dote a sus hijas y el sueño eterno le llegó en 1.099, sin prestar batalla, sin lucha alguna, no padecía ninguna enfermedad, dicen que no pudo soportar el dolor y así se dejó morir.

Recordemos que el Cid Campeador había participado en cientos de batallas desde su edad más temprana y que llegar a superar los 50 años era toda una proeza para la época, además tenemos que ver al de Vivar como un hombre más al que la desolación le llevó a un mal puerto.

Una mañana Jimena no pudo despertar a su esposo, es la muerte del Cid Campeador, y con su mejor vestimenta guerrera fue enterrado en Valencia con los honores de un rey.

En 1.099 sabemos que la primera cruzada europea toma Jerusalén y que la tradición hizo convertir la fecha de la muerte del Cid con el 29 de Mayo de ese año, para reforzar quizás aún más los símbolos de la cristiandad, pero es claramente falso, forma parte de la leyenda.

Y como un premio de los dioses, la historia que aún dará cientos de vueltas en la Reconquista, dejará al Cid Campeador el honor de ser abuelo de García Ramírez futuro restaurador del Reino de Pamplona y también tatarabuelo de Alfonso VIII rey de Castilla.

Aún no se ha acabado el Monográfico sobre el Cid, queda un broche final en el que les adelanto que veremos de nuevo a Yusuf con cerca de 90 años y feliz de la muerte del Campeador, nos reencontraremos con Alfonso VI y Jimena aliados, una ciudad en llamas, Valencia, y no por las fallas y una humilde despedida de este servidor a este gran personaje de la historia.


26 de septiembre de 2011

El llanto del Cid un luchador Derrotado

Hoy toca narrar la parte más dolorosa de la vida de un gran guerrero, hoy toca contar el llanto del Cid, un luchador derrotado por las circunstancias.

Estamos a finales de 1.097 y el Cid esperaba impaciente el regreso de sus hombres capitaneados por su hijo don Diego, pero un mensajero avanzado traía noticias desoladoras.

"Señor, vuestro hijo ha caído en la batalla de Consuegra" esas palabras postraron al más grande de los guerreros en un llanto desolador, su hijo, su heredero, el futuro rey de sus conquistas había muerto.

¿Qué pasó en esa batalla? se preguntarán todos los lectores que están siguiendo con pasión este monográfico.

Como les conté, los hombres del Cid capitaneados por Diego, su hijo, se habían topado con los almorávides que se dirigían a Cuenca y consiguieron hacerles huir, perdiendo algunos hombres de un ejército mejor armado que el del propio Alfonso VI.

A su llegada a Consuegra, Diego se puso a disposición del Rey Alfonso y este comenzó a diseñar el plan de batalla, a buen seguro no le debió gustar mucho que el Cid Campeador no acudiera a su llamada de ayuda y que hubiese enviado en su lugar a un jovenzuelo.

Pero todo estaba previsto para entrar en combate y como era habitual en aquella época, sería con cargas de caballería pesada, apoyadas desde atrás por la infantería y con retiradas constantes hasta la fortaleza que serviría de protección hasta organizar la siguiente carga.

Por otro lado los almorávides usarían el grosor de su infantería por el centro con galopadas de su caballería por ambos flancos para hacer ese efecto envolvente sobre el enemigo y tenerlo a su merced, pero también contarían con esos tambores, tambores de piel de hipopótamo que psicológicamente hacían más daño que cualquier flecha.

Era el 15 de Agosto de 1.097, Alfonso VI había dividido sus tropas en tres ejércitos, a la izquierda de Consuegra estaba Pedro Ansúrez y Álvar Fáñez, un pelotón compacto con guerreros bregados en cientos de batallas y caballeros notables del reino castellano-leones; a la derecha quedarían los hombres enviados por el Cid Campeador, al mando de Diego su hijo, junto a los llegados de Nájera al mando de García Ordóñez; en el centro estaría el resto de sus fuerzas al amparo de la fortaleza de Consuegra.

Si se han percatado hemos dicho que los hombres de Nájera estaban al mando de García Ordóñez, ese enemigo intimo del Cid Campeador y con las ordenes directas de Alfonso VI para que defendiera con su propia vida si fuese necesario la de Diego, el hijo del Cid

¿Curioso verdad? Da para mucho que pensar este tipo de decisiones, pero la batalla está a punto de comenzar, era la hora de que cristianos y africanos dispuestos a morir lo hicieran.

Se tienen algunos datos de esta batalla, los cristianos comenzaron cargando con la caballería contra los almorávides y se rompió el centro de su infantería que era aniquilada por la infantería cristiana, en esos momentos los africanos, como les decía en su plan de batalla, lanzaron su caballería para hacer el efecto envolvente por ambos lados sobre el enemigo, por lo que Alfonso ordenó la retirada en esos momentos, conocedor de esa forma de combatir.

Los de Álvar Fáñez y Pedro Ansúrez se replegaron con éxito al refugio de los muros de la fortaleza, el centro también estaba también salvado, pero ¿Qué pasó con ese ala derecho que no atendía a la orden de retirada?

No sabemos con exactitud los motivos, tenemos que usar la imaginación histórica de todo lo ocurrido entre el Cid y García Ordóñez, pues de pronto el ala derecha del ejército de Alfonso VI estaba rota en dos, los hombres llegados de Nájera con el propio García Ordóñez al frente realizaba el repliegue de sus fuerzas, dejando en campo enemigo y más solo que la una a los hombres del Cid y al propio Diego, aquel que le habían encomendado directamente defender con su propia vida.

Con 19 años de edad, don Diego y los hombres de su padre el Cid, lucharon como héroes hasta morir contra esos almorávides que se encontraron con la sorpresa de tenerlos a su merced rodeados y sin salida posible, sin más, fue una matanza sencilla.

El hijo del Cid había muerto, el mensajero estaba relatando la batalla al Cid, le informaba de todo lo ocurrido y que ninguno de sus hombres se había salvado en la matanza, ya poco le importaba el resultado de la batalla al Campeador y todo lo que pasó después, en esos momentos lloraba sin consuelo la perdida de su hijo.

El Cid quedó postrado en el suelo con el corazón roto, el dolor de la perdida de su hijo era insoportable, pero aún más duro fue conocer todo lo sucedido y pensar que Diego y sus hombres fueron abandonados por la cobardía o venganza del de Nájera, García Ordóñez.

Por primera vez en su vida estaba a punto de rendirse, el Cid estaba derrotado, era un luchador que en su rostro mostraba el llanto de un hombre. 

Todo iba a cambiar de nuevo, pero se lo cuento mañana si les parece bien.

25 de septiembre de 2011

Cartel de FE día 8 de Octubre

Ya tenemos el primer cartel de la mano de nuestro compañero y amigo en la blogosfera Chema Barragán, ya pueden ustedes cogerlo y llevárselo a sus rincones si lo desean para difundir aún más esta convocatoria en la que muchos blogs vamos a hablar sobre la FE el día 8 de Octubre del 2.011.


En Facebook no hemos hecho nada aún, así que si alguno de ustedes se atreve a dirigir allí una página para difundir aún más la iniciativa, vía libre, tendrá todo nuestro apoyo, como siempre. ya saben que lo importante es que participe mucha gente hablando sobre la FE el día 8 de Octubre sin buscar ningún tipo de protagonismo.

En Twitter más de lo mismo, si alguno se ve capacitado para que el día 8 de Octubre dirija todas las entradas que vayamos haciendo RT con su respectivo #, pues eso que vía libre, ya todos a estas alturas saben que es una iniciativa sin condición alguna.

En el resto de redes sociales más de lo mismo, lo importante para que esto funcione muy bien y sean muchos los que hablen de la FE el día 8 de Octubre es difundir la iniciativa y contar a todo el mundo que lo importante es que ese día hablen para bien o para mal del tema propuesto, la FE.

Sin más novedades, me despido de ustedes agradeciendo con un abrazo a todos los que ya han comentado que estarán el 8 de Octubre hablando de FE. 

24 de septiembre de 2011

El Cid envia a su hijo a la Batalla

Nuestro personaje tras la batalla de Bairén tenía muy claro lo que deseaba para su hijo Diego, un reino cristiano.

Había aprendido la lección, de los hombres como individuos se podía fiar, pero de las creencias y convicciones  de los moros que residían en sus tierras no, Yusuf llevaba el Islam al extremo de impedir cualquier tipo de convivencia y su intención no era conquistar la península, pero sí recuperar esas taifas que rendían cuentas en forma de parias a los reinos cristianos, a su entender de forma humillante para un musulmán.

En Valencia, el Cid Campeador, según afirman algunos historiadores, aprovechó esta rebelión que supo sofocar con éxito para imponer el cristianismo, otros aún creen que sus sueños fueron frustrados por la traición y por ello no tuvo más remedio que imponer una religión sobre la otra para todo un pueblo que ahora tenía como líder a un príncipe y Diego pasaría a ser su Rey.

Así que en Valencia, un templo cristiano viejo sobre el que se instaló una mezquita se reconvertía en un edificio de la cristiandad, siendo la catedral de la ciudad.

Pocos momentos para que don Rodrigo Díaz de Vivar  pueda aplicar su política en los dominios del territorio valenciano, pronto recibe un mensaje de solicitud de ayuda, Yusuf volvía a preparar una invasión en tierras de Toledo y Alfonso VI le necesitaba.

El de Vivar esta vez no podrá asistir a la contienda, tiene muy presente que su ausencia de este su nuevo reino cristiano del levante, dejaría sin seguridad un enclave perfecto para otra invasión sorpresa del africano Yusuf, así que envía al mejor de sus hombres a Toledo, el hombre en el que más confía, envía queridos amigos a su hijo Diego que estará bajo el refugio y amparo de otro hombre noble y lleno de honor, Álvar Fáñez.

Alfonso VI estaba enemistado políticamente con Pedro I de Aragón, pero aún así, también solicitó su ayuda, al igual que la del Cid, para una gran batalla que será decisiva en la península, y a pesar de todas esas discrepancias Pedro I también acude.

Como ya les he contado, no es de extrañar que los reinos cristianos a pesar de sus redecillas por culpa de su propia expansión territorial o dominio de las parias que pagaban las tarifas, dejasen todo de lado cuando se enfrentaban a un enemigo en común, esto es el germen de las auténticas cruzadas cristianas.

Los ejércitos de Yusuf estaban ya preparados para la batalla, uno de ellos se dirigía a Toledo y el otro a Cuenca para hacer una pinza sobre los dominios cristianos, pero todo se iba a decidir en Consuegra, el lugar elegido por Alfonso VI para la batalla definitiva.

Qué decirles de lo impresionantes que podían ser los ejércitos de Yusuf, sobre todo por el ruido estruendoso de sus tambores elaborados con piel de hipopótamo que no cesaban de sonar rompiendo los nervios del más valiente de los guerreros.

Todo el ejército cristiano debería acudir a Consuegra para la gran batalla, pero algo les pasó a los hombre del Cid en el camino, se toparon de frente con el ejército que iba a hacer la pinza sobre Toledo pero que se dirigía primero a conquistar Cuenca.

La refriega fue muy dura pero se venció a los almorávides que no les quedó más remedio que huir a las faldas del ejercito de Yusuf que ya estaba muy cerca de Toledo, y así don Diego Rodríguez con bastantes hombres menos de los previstos llega a Consuegra para en nombre de su padre ocupar el puesto del Cid en la batalla.

En esa batalla le romperán el Corazón al Cid Campeador, pero eso se lo cuento mañana si les apetece seguir este apasionante monográfico.

23 de septiembre de 2011

Aniquilar al Cid Campeador

Aniquilar al Cid Campeador era el objetivo de Yusuf y para ello envió un gran ejército al mando de Hasan Ali al -Haij lo va a intentar por tierra y por mar al mismo tiempo.

Como ya les dije el otro día, el Cid pidió ayuda a los de Aragón a finales del 1096 y allí se presentaron los hombres de Pedro I y su hermano Alfonso, más conocido como el Batallador.

Entre los parajes de Gandía y Játiva se encontraba el enclave de Peña Cadiella desde donde el Cid Campeador podía dominar los llanos para prevenir cualquier ataque por tierra.

En esta Peña se dejó suficientes víveres y hombres para defender la posición y aguantar cualquier asedio, pero al regresar hacia Valencia, los de Aragón y las tropas del Cid se toparon con el ejército de los almorávides que habían conquistado el castillo de Bairén y contaban con el desembarco eminente de los refuerzos por mar.

Es en Bairén a comienzos del año 1.097 donde se decide de nuevo el destino de Valencia, pero las crónicas de lo sucedido son muy escasas y no les puedo relatar como transcurrió la batalla, lo que sí les puedo afirmar que fue la mayor de las derrotas que sufría en su historia el ejército de Yusuf.

Aragoneses, navarros y los hombres del Cid vencían con contundencia a las fuerzas africanas que deseaban conquistar Valencia y aniquilar al Cid Campeador que se había convertido en su enemigo público número uno.

Nuestro personaje tuvo que tomar una decisión muy difícil en esos momentos, se sintió traicionado por aquellos moros que acogió en convivencia y era hora de cristianizar Valencia.

No le debió gustar mucho esta decisión pues sus sueños eran unas tierras en las que moros y cristianos podían convivir y respetarse, pero la política es así y ante grandes males se deben poner grandes remedios.

Así que el Papa impone Sede en Valencia a cargo del obispo Jerónimo de Périgord y las tierras del Cid eran un reino cristiano más a destacar en la conocida Reconquista.

Después de todo esto la aventura del Cid en el levante se consolida al conquistar Sahagunto y Almenar y aunque nunca se consideró rey, el era el príncipe de esas tierras y ahora su corazón estaba en el aprendizaje de Diego, su hijo y futuro rey heredero de un reino conquistado por derecho.

Sus relaciones con el reino de Aragón y también con el Condado de Barcelona le hacían ser una baza importante para esa repoblación de la que se nutría constantemente la Reconquista de la península.

Yusuf, este gran guerrero y líder de los almorávides africanos contaba con unos noventa años según las crónicas y decidía de nuevo atacar a los cristianos de la península, su objetivo era ahora Toledo y la participación del Cid volverá a dejar leyenda e historia, pero si les parece bien se lo cuento mañana.




22 de septiembre de 2011

La vida sigue Igual

La vida sigue igual amigos, esta semana está siendo dura pues han operado a la yaya de mis peques, madre de mi esposa y suegra mía.

Todo ha salido muy bien y se está recuperando, así que pronto la vida seguirá igual, que como decía mi abuela, "virgencita, vigencia que me quede como estoy" y qué razón llevaba siempre.

Así, que contento y con ganas de des-extresar, hoy nos hemos lanzado con la iniciativa del 8 de Octubre en el que la blogosfera hablará sobre la Fe y nada más hacerlo ya se están apuntando los amigos y amigas para participar, la vida sigue igual, Ángel me lió de nuevo y como el año pasado estoy convencido que todos los bloggers que participen harán historia.

También estoy comprobando que eso de los premios Bitácoras tiene recompensa y no por que sean muchos lo votos recibidos, pero algunos amigos llegados de esas visitas, han aterrizado en este rincón y además les ha gustado lo que ha visto y dicen que se quedan para conocerme mejor, la vida sigue igual, la blogosfera da estos momentos tan agradables para un blogger loco.

Y aunque como les decía la semana está siendo dura y complicada, mañana el Monográfico que durante este mes estoy haciendo sobre el Cid Campeador continuará, así que muy tempranico contaremos algo más sobre su vida, y es que la vida sigue igual, podré hacer lo que me gusta en este rincón.

Gracias por todo.

La Fe tiene cita el 8 de Octubre del 2.011

Una vez más mi amigo Ángel Cabrera tiene ganas de fiesta y me vuelve a liar para que la blogosfera el día 8 de Octubre hable de un tema único y se de así a una sola palabra todas las definiciones y opiniones posibles.



Este año os lo vamos a poner más sencillo a todos vosotros, no hay ningún tipo de regla, no hay que vincular a nadie si no se desea y no es necesario dejar ningún comentario si no les apetece y además participar en esta convocatoria NO ES OBLIGATORIO ni tan siquiera por cortesía bloguera.

Ahora bien, todo el que se anime a hablar sobre LA FE el día 8 de Octubre tiene varios premios.

- Una visita con comentario de este humilde lector que disfrutará con la lectura de tu aporte y además si tienes botones de redes sociales les haré RT, me gusta y +1 gustosamente.

Ciertamente para que os visite necesito un dato importante y es saber que habéis participado, así que el día 8 de Octubre no olvides dejar un comentario con tu URL para que te lea.

- Otro gran premio es que en la medida de lo posible, al igual que en años anteriores, vincularemos todos los aportes del día 8 de Octubre para que:
  1. Tengan ustedes muchas visitas de personas interesadas en saber su opinión sobre LA FE.
  2. Tengan ustedes la oportunidad de que lectores nuevos se acerquen a sus rincones.
  3. Y sobre todo consigan amistades nuevas en la blogosfera como ha ocurrido en años anteriores.

Sé que puedo contar con ustedes, tengo FE y sé que no fallarán a esta cita a la que ya se ha unido Chema Barragán con esos Rayajos que nos dejará algún banner para si lo desean difundir con sus lectores la iniciativa.

También sé que estará María, aunque por falta de tiempo aún no se lo he propuesto, pero ella es de la que no falla nunca, tengo FE en mi amiga.

Y muchos más que no quiero olvidarles porque el año pasado estuvieron a nuestro lado en la locura bloguera de hablar el día 8 de Octubre sobre un tema especial:

Artecar24ArenaEl TejónCarlos LobatoToniSofía SelegnaJavierPoemario SenovillaParapequesParapecasNo soy un paradoJordiDeybiCarlos SolerPizcosFabricianoJordi MusicalJordi CuriosoLaMarSusoRCGladysGoefryFermínChema BarragánJojuOscarYomisma77Jon KepaMarkosJotaEmeCarolVsIIMiguel NonayLogioGadeaFornerAmioMery LarrinuaRoscanariaRodedicus2009CristinaLisebeMALisebe SensualReusBorjaClippSoniaNaranja o LimónFrancescaLaubeCanosoLolaJosé Luis HurtadoJengibreTaniZilniyaAntonia MaríaMaritaSí es lo que pareceYo mismaPsigetdoPoRKuleRaJoaquín SevillaBalovegaOscar VelázquezFiarisNelsón DíazUruguayitaIruk Asturias y MarisaHector RussoTeologiadeSLuís l.DíazCreatiBeaPilarKaramalaRampyElvisJimenezShawMaiteFroilánMaríaJRioMarinaDomingoKatyKoveriAbi EZadigÁlvaro TNinfa AzulVerboChina ToonVirAmanecerDoEnJoMigueSilviaJoanaReinaKikoGuerrerodriguezOrlan SilvaMilhaudStekyLucy López,  Félix CasanovaEuriceAntiqvaMaría PoesíaMacgoCarrachinaErronkariMº Begoña RojasNeogéminisJoseCrisJuan AntonioCecilia CodinaNievesPhoenix2021Soledad BenítezJuan FranciscoMartha ColmenaresAnjanucaWivithJavier SoleraMari CruzLucíaAguayaDulce XerachRafa SalgadoAndereaJordi GuzmánLa Realista, José Carlos DíazMcShuibhnePablo HerrerosCatanogaMaria LuisaAl MarqzBifanchoEva MagallanesChary SerranoBardindaAlmalaireMarianoMaría PensamientosAgustínCelbes2AnnickJaboRodolfo CuevasYahuanAlijodosOlga i CarlesMontseIsabelMiguel GarcíaMaribelAdriánComúnJ-MCristinaJosefina,Mariela MarianettiCorazón VerdeJulioEstoy VivaMaria LuisaPrimaveraOlomanLoliBlumunVihemesBcnaccionsJuan Fran y RenglonesJuan Fran con RimaJuan Fran y el SaharaGregorio ToribioCarolum ArtBerenjenoverdePedro F.José L. GatoLa RizosBretemaEastriverBarbara HimmelErick BojorqueMaria del RayoIsabel MartínezAnna JorbaPli GauchitaAngusMª DoloresWalkingwoman ArteWalkingwoman MujerArmandoCiberculturaliaGralbaHugo EduardoAbedul 8Abedul CuentosMari CruzPatricia 333NormaJuliaFauveMimosaJaviSfcRed -enRolazaidPrudencio HernándezLaura CambraMontserratKataRaquel DuránJosefaRodolfo de JesúsJuan Antonio TorrónMariangiNatiTomSneyderRebeca RecuerdosRebeca SueñosNuriaMaxchufaJArKoEDona InvisibleNormaEl GriegoLily SotoMajecarmuPuri MartinsÁngel MedinaSergioMariluz GHJosé ManuelCapitán JackJosé RamónCarzumNikkitaSilMedianocheRiskLibertadJosé Manuel GoigSimplemente MartaLuís LópezHigorcaVane GDeanWalterDaniel RiojaLucía Fernández

También tengo FE en que la mayoría de ellos estarán a nuestro lado en el día que la blogosfera hablará sobre LA FE a su manera.

Y como siempre y sin poderlo remediar, aunque les he comentado que no existe ninguna regla ni obligación, este rincón agradece a los que dejan su comentario con un premio, un premio muy especial y que como todos los años será sorpresa.

Gracias queridos amigos por hacer realidad el sueño de Convivencia, el de Solidaridad y a buen seguro el de Fe.

¿Y tú, qué, te animas a participara y hablar el día 8 de Octubre sobre la Fe?

21 de septiembre de 2011

Balansiya Ibn Saíd

Balansiya Ibn Saíd es como se conocía a Valencia por los árabes cuando el Cid Campeador conquistó esa tierra y se propuso gobernarla como nunca ningún rey cristiano hizo antes.

Primero cumplió su promesa en Valencia, vengar la muerte de su aliado Al-Qadir depuesto por un golpe de Estado y asesinado por orden de Ben Yahhaf y en base a una ley castellana, este traidor es quemado en la hoguera y este acto dará más de un problema en la convivencia de moros y cristianos tal y como la deseaba don Rodrigo Díaz.

Nada más comenzar su reinado, repartió justicia como buen hombre de leyes que siempre fue y sembró la igualdad y el respeto entre moros y cristianos, hasta extremos impensables de cualquier reino cristiano.

Respetó en todo momento los lugares de culto árabes, sus mezquitas eran restauradas y la convivencia de culto religioso se respetada.

Acuño moneda, algo muy importante para el desarrollo de cualquier reino, el Levante del Cid comenzaba a hacer historia y su comercio se expandía a gran velocidad, atrayendo a la ciudad una nueva población, repoblando así sus dominios, era una parte histórica muy importante de la Reconquista.

Árabes y Cristianos, ambos estaban en su corte, ambos compartían toda su cultura, sus creencias y sobre todo esas leyes de igualdad que harán de Valencia un lugar "adelantado en el tiempo"de prosperidad y respeto entre moros y cristianos, pena que esto no duraría mucho.

El Cid Campeador tenía corazón castellano y creencias cristianas, pero su vida se había forjado entre aliados y amigos árabes, a los que llegó a conocer a fondo y aprendió a entender su religión y sus leyes.

Valencia comenzaba a convertirse en una ciudad en auge, la cultura se recuperaba con ese tráfico cultural de textos cristianos y árabes que convivían para enriquecer a un pueblo que era especial, un reino nacido del sueño de un vasallo.

Nada es eterno y la convivencia puede llegar a ser un arma de doble filo, Yusuf estaba preparando un nuevo ataque contra el Cid y habiendo sido conquistada Lisboa por los almorávides su objetivo era también Toledo y Valencia, así que entre los moros valencianos aún seguía ardiendo ese rescoldo islamista a favor del africano y en contra de todo lo cristiano.

El sueño del Cid estaba a punto de derrumbarse, moros y cristianos seguían unidos por un Rey pero enemistados por una fe y lo peor de todo, el enemigo Yusuf volvía a ser una amenaza eminente, había que tomar decisiones con urgencia y así lo hizo.

En aquellos días Huesca se convertía en parte del Reino de Aragón y Pedro I recibía un mensaje urgente del Cid Campeador, "necesito vuestra ayuda el enemigo africano va a desembarcar con su ejercito y si cae Valencia caerá toda la península".

A Alfonso VI no le pudo pedir ayuda, bastantes problemas tenía con defender la ribera del Tajo e intentar alguna solución para Lisboa.

No nos debe extrañar en ningún momento que aunque los reinos cristianos tenían sus propias disputas y batallas, a la hora de combatir a un enemigo de la cristiandad aunaran sus fuerzas, así que Pedro I se comprometió a enviar esa ayuda solicitada por don Rodrigo Díaz de Vivar e irá a la batalla con su hermano Alfonso I el Batallador.

Era el año 1.097 y un enclave será el protagonista ahora, Peña Cadiella, allí se presentará un lance más, que hará historia y si les parece bien, mañana se lo cuento.



20 de septiembre de 2011

Curiosidad o leyenda histórica de Humor

Ya sé que les estoy dando un mes de septiembre excesivamente monográfico con EL CID CAMPEADOR, pero para un servidor le está resultando muy alentador revivir la vida de este héroe de niñez que competía en mis sueños con el Capitán Trueno.

Así que les dejo una curiosidad o leyenda histórica llena de humor, humor sano y sin ánimo de ofender.

¿Saben ustedes porqué los moros nunca pudieron conquistar Venecia?


Efectivamente amigos, todos los que allí llegaron a la hora de la oración fallecían ahogados.

Esto es humor y todo mi respeto para esos moros y cristianos que forman parte de la historia de España, de la Reconquista y de la vida del Cid Campeador.

Mañana sigo con el Cid en Valencia y espero no aburrirles mucho.

Tornafuye táctica mora, triunfo Cristiano

El Cid Campeador, este don Rodrigo Díaz de Vivar que durante este mes estamos haciéndole un merecido monográfico, en el mes de junio del 1.094 entraba triunfante por la puerta de la taifa de Valencia, un simple vasallo se convertía en Rey con su propio territorio en la península, un desterrado encontraba un lugar en el que hundir sus raíces y Valencia será el principio y el final de su vida.

Yusuf no podía quedarse de brazos cruzados con lo ocurrido, así que mandará a un sobrino suyo para recuperar Valencia lo antes posible, su reputación estaba en juego y recuperarla se había convertido en su prioridad.

Así que en el mes de septiembre de ese mismo año, era un día 13, un ejército llegaba por mar para acabar con el Cid, muchos hombres desembarcaban en Cuart de Pobret dispuestos a cumplir los deseos de Yusuf y llevarle la cabeza del de Vivar.

En Valencia la situación era complicada, Rodrigo Díaz se encontraba con un grupo de moros que en cualquier momento le podrían traicionar y ayudar al ejército de Yusuf y por otro lado, sus hombres eran pocos, muy pocos en comparación a los que habían desembarcado en Cuart, así que la batalla en campo abierto estaba descartada.

Nuestro héroe era un gran guerrero y conocía bien las debilidades de los almorávides, así que se empleó a fondo para explotarlas y conseguir esa ventaja que necesitaba para igualar las fuerzas.

Vamos a contar una batalla psicológica por parte de ambos bandos y llena de astucia por parte del Campeador.

Mientras el ejercito de Yusuf comenzaba a dar miedo con ese tronar de tambores hechos con piel de hipopótamo, el Cid Campeador hizo correr el rumor de que había solicitado refuerzos a Alfonso VI y a Pedro de Aragón, algo que era falso pero que sin duda desconcertó al ejército almorávide.

Inmediatamente después se las ingenió para empantanar las tierras dónde se produciría la lucha, para ello consiguieron abrir los hombres del Cid todas las compuertas de las acequias y así el terreno sería un cenagal y les daría ventaja en la batalla.

Imaginen ustedes el miedo que pasó el ejército del Cid, todo el día y toda la noche unos tambores sonaban sin cesar anunciado una batalla sin piedad, pero don Rodrigo les infundió confianza y les pidió fe en uno de sus movimientos más arriesgados aprendido de su etapa con el ejército de la taifa de Zaragoza.

Tornafuye o tornafluye era lo que pasaría aquel 25 de Octubre del 1.094, Don Rodrigo Díaz de Vivar habría las puertas de Valencia y con su ejercito se lanzó a la batalla en una misión suicida, el ejército almorávide estaba ya dispuesto a la lucha cuando de pronto observaron como el Cid daba media vuelta y comenzaba a huir, estos almorávides se envalentonaron y de forma desordenada comenzaron la persecución.

La noche anterior medio ejército del Campeador se había valido de la nocturnidad para estar en la retaguardia del enemigo para atacar en el momento que comenzara la huída del de Vivar y así tener a los almorávides encerrados entre dos fuegos.

La derrota de los africanos fue total, su campamento quedó desolado y su ejercito desmantelado, una nueva victoria histórica se había ganado con el Tornafuye, esa táctica mora que le sirvió a un cristiano para ganar la guerra será siempre recordada.

Cuentan las leyendas muchas cosas sobre lo ocurrido en Cuart de Pobret y las puertas de Valencia, la más inquietante es una que habla de como los cristianos destruían esos tambores con piel de hipopótamo que tanto miedo les había hecho pasar.

El Cid conseguía por derecho su reino y sin querer había convertido su hazaña en un escudo que junto a Cuenca, Teruel y Castellón hacía imposible una invasión de Yusuf por esos lares.

Una vez que tomó posesión de los castillos de Serra y Olocau, enclaves que cubrían las rutas del norte de Valencia, el Cid pasó a gobernar su reino y lo que hizo también fue histórico, pero se lo cuento mañana para no cansarles mucho.


19 de septiembre de 2011

El de Vivar les mató de Hambre

El Cid Campeador llega a las inmediaciones de Valencia y su primer acto fue escribir un mensaje a Ben Yahhaf nuevo dueño de la ciudad levantina tras su maniobra en forma de Golpe de Estado.

El mensaje era claro, don Rodrigo vengaría la muerte del que fue su aliado y protegido Al-Qadir, así que el Cadí Yahhaf tendría que esperar los refuerzos de del hijo de Yusuf, pero estos nunca llegaron pues la invasión de Lisboa estaba pendiente y consumía casi todos los recursos del ejército almorávide.

El de Vivar sitió Juballa, Mestalla, Alcudia y Villanueva por lo que Valencia quedaba incomunicada y a merced de que en cualquier momento cayera en sus manos.

Volvió entonces a enviar un mensaje a los sitiados, "sólo deseo que vuelva la taifa de Valencia a pagar sus parias y cumplir sus tratados con los cristianos". Esto supondría recibir semanalmente unos 1.000 denarios en forma de tributo.

El Cid las tenía todas consigo, nunca llegaría refuerzos a Valencia, así que el Cadí aceptó y abrió las puertas de Valencia, a los pocos almorávides que había en la ciudad se les escoltó a la plaza de Denia respetándoles la vida.

Es un momento muy importante e histórico, es la primera vez que un ejército almorávide abandona una ciudad conquistada y sobretodo una gran afrenta para Yusuf, no le había ganado la partida un rey, había sido un simple caudillo guerrero y esto en su honor era una mancha intolerable, así que preparó ordenes a su general Abu Bakr para que con sus tropas saharauis atacase Valencia y la recuperase, era el año 1.093 y la consigna almorávide era derrotar al Cid Campeador.

La sociedad de Valencia ardía sin ser fallas, tenían que tomar una decisión pronto, estar con el Cid o con Yusuf y tomaron la peor de todas, pues unos cuantos habían ya pedido refuerzos a Yusuf sin que lo supiera el Cid, así que cuando se enteró, volvió a sitiar Valencia, pero esta vez no sería para cobrar un tributo, sería para conquistarla.

Valencia sufre uno de los más duros asedios de su historia, comenzó aproximadamente en el mes de septiembre del 1.093 y terminó en julio del 1.094, sus gentes pasaron más hambre que el Carracuca, era la mejor manera de vencer, aunque por culpa del hambre estos valencianos tuvieran que comerse a sus propios muertos.

Cuenta la leyenda que emulando a Almanzor cuando lanzó sobre Barcelona las cabezas de los cristianos catapultadas y causando pavor en la población, a él se le ocurrió lanzar panes, así del cielo de Valencia caerían sobre los asediados su salvación, pero esto no es más que una leyenda más, bonita sin lugar a dudas.

Los refuerzos almorávides llegaron, pero el Cid los venció y fue otra derrota más para Yusuf que estaba aún liado con Lisboa, otro enclave histórico que dejaba las puertas abiertas de la península y en esos momentos era más importante que Valencia y su orgullo personal.

Valencia en Junio del 1.094 se rinde y no porque llovieran panes, lo hacen porque ya no había aguante, la peste diezmaba a su población y sin víveres o agua no había salvación, las puertas de Valencia se abren de nuevo ante don Rodrigo Díaz de Vivar, pero esta vez para ser una ciudad conquistada y como le había otorgado Alfonso VI de su propiedad, un derecho adquirido que le hará rey del levante peninsular.

Al pasar la puerta de Valencia, ocurren muchas cosas, pero se lo cuento mejor mañana y así no les canso mucho.



 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail