Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

16 de abril de 2015

Agua, Azúcar y Sal

Tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor y el que tenga estas tres cosas que le de gracias a Dios...que bella canción...pero para más de 50 millones de personas la combinación más importante fue el agua, el azúcar y la sal en la justa medida que acertó a combinar el Dr. Norbert Hirschhorn.


Cumplía este médico el servicio militar, era el año 1964 y fue cuando le llevaron de maniobras humanitarias a Bangladesh pues un brote severo de cólera hacía estragos en los ciudadanos y cada vez se extendía más y más.

El cólera se caracteriza como todos ustedes saben por las diarreas intensas y sobre todo por la perdida de sales y agua que producen una deshidratación capaz de llevarnos a la muerte. Sí, en aquellos años había ya una buena solución que era de coste muy elevado, vía intravenosa, pero en epidemias tan intensas la escasez de suero era lo más habitual.

Para Norbert no era nada nuevo intentar por medios más drásticos solucionar la deshidratación, ya lo había intentado fallidamente con Robert Phillips en Taiwán y Filipinas teniendo unos resultados desastrosos pues la proporciones de agua, azúcar y sal era el secreto aún no hallado y allí ambos vieron como sus pacientes morían sin remedio a causa de la deshidratación.

Bangladesh fue diferente, a pesar de que su capitán Robert Phillips se negaba en un principio a seguir experimentando fallidamente con los pacientes, Norbert consiguió hacer sus experimentos con ocho pacientes llegando a encontrar por fin la fórmula mágica que simplemente contenía agua, azúcar y sal en su justa y exacta medida.

La lucha contra la deshidratación en enfermedades tan mortíferas como el cólera había llegado de la mano de Norbert Hirschhorn y se cuentan por millones la cantidad de personas que se ha salvado la vida a una sencilla y barata formula química que sin duda alguna su mayor coste fue el encontrar la proporción exacta en su justa medida.


Hoy hemos dejado visible uno de los avances más importantes del siglo XX y que UNIFEF asegura que con el se han impedido muchas muertes en un corto espacio de tiempo y con un coste económico bajo.

El mundo a lo largo de la historia ha tenido hombres como Norbert que con su perseverancia e ilusión por encontrar una cura a la adversidad fueron capaces de cambiar el futuro.

Y como guiño humorístico-histórico, aquí la deshidratación veraniega la curábamos con nuestra Zarzuela Agua, Azucarillos y Aguardiente




 

Sample Text

iconos

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail